8 dic. 2018

Lo indispensable para una posada de 10

Si estás pensando organizar una posada y no sabes ni por dónde empezar, aquí te cuento que vas a necesitar para salir triunfante del festejo.


Una de las cosas que más me emociona del mes de Diciembre, son las posadas navideñas. Sin embargo me di cuenta, que si se trataba de organizar una, estaba perdida. Así que me puse a investigar y te quiero compartir todos los detalles para una posada de 10.
Primero recordemos que las posadas tienen lugar del 16 al 24 de Diciembre y su finalidad es recordar el peregrinaje de José y María en busca de un lugar seguro para que pudiera nacer su hijo Jesús.

Ahora veamos los elementos básicos presentes en la mayoría de las posadas.

Los peregrinos. Son las figuras de José y María y no deberían faltar en estas celebraciones.
Las velitas. Tienen el propósito de alumbrar el camino de los peregrinos, y son un clásico de las posadas. ¿Quién no tiene recuerdos de su infancia con la cera caliente sobre los dedos? 

Cánticos y letanía. No olvides que una vez dichas las letanías, los invitados deben dividirse en dos grupos: los peregrinos que desde afuera de una casa o lugar cerrado pedirán posada, y quienes dentro de la casa terminarán dejando pasar a los peregrinos.

Ponche. Bebida típica de esta temporada, esta elaborado con frutas como caña, tejocote y guayaba.

Aguinaldos. son las bolsitas con fruta, dulces y galletas que repartirás a tus invitados, puedes reservarlos sólo para los niños.

Colación. Estos dulces pueden ir en tus aguinaldos o en tu piñata.

La piñata. ¡La reina de la fiesta! La piñata debería ser de 7 picos que representan los siete pecados capitales. Regularmente suele estar llena de fruta como mandarinas, naranjas, cañas, limas y tejocotes, pero los niños aman que tengan un poco de dulces.

Luces de bengala. si quieres agregarle un poco de diversión para los niños, unas cuantas luces serán suficientes para que los niños se entretengan.

Un bocadillo. No en todas las posadas nos consienten con algún bocadillo, pero si tienes ganas de apapachar a tus invitados esa noche, pues no puede faltar un poco de comida. Puede ser un platillo típico como sopes, pambazos o tostadas, hasta unas pequeñas tortas, sándwich u hojaldras rellenas de mole. ¡Mmmm qué delicia!

Estoy muy emocionada con las posadas. A ustedes les gustan las posadas? Ya están organizando alguna?

30 nov. 2018

Constanza y el Handball

¿Quién diría que algún día encontraría emocionante otro deporte que no fuera la gimnasía? Y hoy me entusiasmo de ver a mi hija jugar, y le grito, y me apasiono cuando ella esta jugando. Ese sentimiento de orgullo y emoción, sólo lo conocemos los padres.

Desde pequeña mi gran pasión fue la gimnasia. En época de olimpiadas me sentaba frente al televisor sólo para ver a las gimnastas haciendo sus acrobacias en el aire. No había ningún otro deporte que llamara mi atención, ninguno me parecía interesante. Le insistí tanto a mi madre que me llevara a clases que accedió,  y en verdad me gustaba. Fueron a clases mis hermanas, primas y amigas. Todas desistían, demasiado dolor. Pero para mi eso no era un impedimento, me esmeraba y cuando llegaba a casa seguía prácticando, quería avanzar rápido y llegar a niveles más altos. Recuerdo bien que mi querida profesora me felicitó, mencionó que había sido de las niñas que avanzó mucho en poco tiempo. Pero pasaron los años y comencé a sentirme incomoda, sentía que mi cuerpo y estatura no cuadraban con los estandares de una gimnasta: pequeña y delgada. Me sentía enorme y tan desarrollada. Así que pronto me aleje y no quise regresar más. 

Cuando Constanza empezó a crecer, decidí que llevarla a gimnasia sería una buena idea, seguro heredaba mi pasión. Así algunos años la acompañé en sus prácticas, hasta que no quiso regresar más. A Constanza jamás le causo lo mismo que a mí, y tuve que comprenderla y apoyarla en su decisión. 

Probablemente los deportes no le apasionen, pensé durante muchos años. Lo único que quería era que encontrara algo que la moviera, la entusiasmara, que la hiciera sentir feliz. Y un día me platicó que en la escuela practicaban Handball. Era parte del equipo de su escuela y además irían a competir. Lo admito, nunca había escuchado esa palabra, no tenía idea de qué deporte se trataba y jamás imagine que gozaría tanto su primer partido. Hace seis meses fueron a su primera competencia, !que emocionante! El equipo quedó en segundo lugar.

Hace unos días fui con ella a una competencia de práctica y el equipo femenil de Handball quedó campeón. Un par de días después estuvimos en el deportivo Reynoso en un nuevo torneo, y esta vez fueron campeonas. En verdad veo a Constanza apasionada con su deporte y me alegro tanto por ella, que ya estoy buscando apoyarla con clases extra escolares. Me quedo sin palabras para expresar lo que siento cuando veo a mi niña en la cancha.

No cabe duda que la maternidad nos tiene preparados caminos distintos a los planeados. Lo importante es saber disfrutarlos y enseñarles a nuestros hijos a ser felices.

28 nov. 2018

Día de Muertos 2018

Estoy tan emocionada ya con el tema navideño, que había olvidado contarles un poco de nuestro Día de Muertos...

Este año fue el tercer halloween y día de muertos de Isabel, pero de los tres que le han tocado, sólo ha podido disfrutar de uno, y ese fue el del año pasado. Cuando nació paso estas festividades en el hospital, y cabe mencionar que no disfrutamos nada. Para el año entrante, ya con ella en casa, pudimos salir a pedir dulces los 4 juntitos, y este año todo marchaba perfectamente, el entusiasmo estaba a todo lo que da, hasta que llegó el día, y justo horas antes de la caminata para recolectar dulces, nos dimos cuenta que ¡tenía fiebre! Claro que no podíamos arruinarle la noche a Coni, así que Isa se quedó al cuidado de sus abuelitos mientras nosotros fuimos a pedir dulces.

Este año Constanza se disfrazó de esqueleto. Compramos una sudadera perfecta para el disfraz en H&M y le maquille el rostro. Yo use un disfraz de diabla que me presto mi hermana y el disfraz que le compramos a Isabel fue de Unicornio. Busque mucho su disfraz por todos lados, sabía que quería algo que más que terror, diera mucha ternura así que cuando me tope con esa botarga de Unicornio no dude ni un segundo en comprarla. La compramos en Carter´s. En casa dijeron que no daba nada de miedo, pero la verdad es que después de que no pudo salir a lucirla el día que teníamos contemplado, se la he puesto muchas otras veces, así que eso es una gran ventaja, y se la pienso seguir poniendo hasta que ya no le quede, pues es cómoda y muy calientita.

El día primero de Noviembre fuimos a pedir dulces a la Nueva Santa María. Esta vez no fuimos tan lejos como otros años, pero igual la pasamos bien y fuimos en compañía de su amiguita de Coni llamada Evelyn. El día 2 no salimos para dejar que Isa reposara con su enfermedad.


27 nov. 2018

Nuestra tradicional visita al Bosque de los Árboles de Navidad

El fin de semana ante pasado tuvimos días muy navideños, comenzando por el domingo que fuimos a Amecameca a cortar nuestro árbol de Navidad.

Ya tenemos 5 años visitando el bosque de los árboles de navidad y tres años consecutivos hemos ido acompañados de mis papás.

El dinero que se paga por cada árbol que llevas a casa, se ocupa en labores de reforestación y en este bosque anualmente se plantan más de 350,000 árboles. 

Después de cortar nuestro árbol, nos fuimos a la hacienda Panoaya, el acceso para seis personas viene incluido en el precio del árbol. Y en la hacienda hay bastantes atracciones para pasar una tarde muy divertida. Algunas de ellas son:

  • Los venados acariciables a los que les puedes dar de comer. Además de venados hay vacas, cabras, llamas, emus y un montón de animales más. 

  • El laberinto inglés en el cual siempre me pierdo pues no he logrado memorizar la salida.
  • El museo de Sor Juana Inés de la Cruz. Fascinante por cierto.
  • El museo de los volcanes. No me gusta tanto, pero también es muy interesante.
  • El espectáculo de los animales asombrosos.
  • Tirolesa, un precioso lago y hasta una alberca techada.
     
  • Las actividades no tienen fin, y los niños terminan felices y agotados.

La verdad es que es un lugar que recomiendo ampliamente: la naturaleza, la hermosa vista de los volcanes nevados y el ambiente familiar hacen de aquel lugar uno de mis preferidos.
Al día siguiente, nos fuimos hasta Puebla por nuestras esferas.
Chignahuapan es un pueblito donde se fabrican miles de esferas de manera artesanal, las mismas que encuentras en otros lugares, de hecho si revisas alguna caja de tus esferas, seguro verás que vienen de allá. Podrás encontrar esferas de todo tipo y de todas formas, enloquecí con las esferas de Masha y El Oso y las de Snoopy, sin embargo mi hija Constanza quiso una decoración más seria para el árbol por lo que compraremos esferas en azul y en plata. Mis papás optaron por una decoración más colorida así que compraron esferas de colores y unas muy divertidas de m&m. Evidentemente como en Chignahuapan son fabricantes, los precios son más bajos que en otros lugares.


El pueblito es precioso y también se pasa una tarde deliciosa. Puedes ir al centro y disfrutar la vista, el kiosco o entrar a la iglesia del pueblo que es bellísima y comer una deliciosa barbacoa en algún local. 

Terminamos rendidos pero felices de haber aprovechado nuestro puente y dar por inauguradas estas fechas navideñas.
¿Ya pusieron el árbol en casa? Cuéntenme, cuéntenme.

23 nov. 2018

Por qué no festejarle un cumpleaños a un bebé de dos años

Debo decirlo, las horas previas al cumpleaños de Isabel fueron estresantes, muy estresantes. En pleno festejo sentía que me estallaba la cabeza y pocos momentos encontré para disfrutar de mi hija; cuando no había que recibir invitados, había que servir la comida, vigilar que nada faltara, repartir pastel, dulceros, ir por refrescos, poner servilletas y un largo etcétera. Además, cabe mencionar que Isabel a la hora de partir el pastel y romper la piñata, estaba algo inquieta y lloroncita, ¿y cómo no? si hubo que despertarla para poder cantarle las mañanitas antes de que los invitados comenzaran a irse.

Por eso creo que un festejo para un bebé de dos años no vale mucho la pena, a menos que sea un pastel sencillo en el ceno familiar. De hecho, cuando Constanza cumplió dos años, fue un festejo muy pequeño y lo disfrutamos mucho más. No sé cuando decidí que esta vez estaría bien extender un poco más la lista. 

Y te cuento que mis papás mandaron a preparar la comida, ósea el estrés de ir a comprar y preparar alimentos me lo evité. Un día antes mi cuñado y mi esposo armaron la carpa y dejaron acomodado para la fiesta. Y a muchas otras cosas me ayudaron mis hermanas, papás y la familia de Edgar. Osea sólo tenía que decorar y ocuparme de mis hijas, y sin embargo, todo fue agobiante.

He aquí mi lista con otras razones de por qué no repetiría el mismo error dos veces:

La atención está en todo, menos en el festejado (al menos por parte de los padres).
Los bebés se engentan, es decir, se sienten agobiados ante tantas personas a las que no están acostumbrados.
Si es un bebé apegado a sus papás (como lo es Isabel) llorara cuando alguien más quiera cargarle. 
Seguramente habrá que interrumpir la siesta ya sea para partir el pastel, la piñata o para que lo vean los invitados. Y eso sólo hará que el bebé este irritable.
El bebé ni se entera que es su cumpleaños.

No lo dudo que haya bebés súper sociables que les encante el alboroto. Ahora sí que cada mamá sabe lo que su bebé necesita y sabrá de acuerdo a sus características del niño, si disfrutara una fiesta de cumpleaños.

En lo personal, mi expectativa quedo muy alejada de la realidad: el día de su cumpleaños de Isa, que cayo en lunes, le compramos un pastel y en casa, los cuatro junto a mis padres y mis hermanas, le cantamos las mañanitas. Isa se reía y parecía muy emocionada. Pensamos que llegado el día de la fiesta la emoción sería mayor y no fue así, disfruto mucho más ese momento intimo, junto a las personas que ella esta acostumbrada.

Con esto me despido, no sin antes pedirles que me cuenten sus experiencias con esto de los cumpleaños para los bebés. ¿Les han festejado a sus bebés? ¿Han disfrutado el festejo?