Mostrando entradas con la etiqueta reseñas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reseñas. Mostrar todas las entradas

24 ene. 2019

Roma, la polémica cinta de Alfonso Cuarón

Apenas llegó a Netflix, y comencé a leer "Roma" por todos lados. Las divididas opiniones me orillaron a verla un lunes por la noche. Estaba cansada, pero la intriga me mataba. Encendí el televisor, entre al sitio de streaming y la encontré.

Una película en blanco y negro, a altas horas de la noche y con el cansancio que deja el lunes después de dos días previos de descanso, me hicieron creer que probablemente terminaría dormida, o que en cualquier momento pausaría y la terminaría de ver al día siguiente. No fue así. Cuando menos me di cuenta, estaba atrapada en la historia de Cleo, la protagonista del film, disfrutando cada plano secuencia, cada toma, cada encuadre, evocando recuerdos de mi infancia entre tintes de nostalgia.

De principio a fin la aplaudí. No lo niego, a ratos me parecía lenta la trama. Pero esos ratos no bastaron para hacerme pensar que fuera una mala película. 

Algunas personas opinan que es una película aburrida, que el guión es malo, que las actuaciones son pésimas, que el final es predecible. Cada quién desde su perspectiva, externa su opinión, creo que lo que la mayoría pueda decir es un tanto superficial, al fin y al cabo, no somos críticos de cine. Y yo por mi parte, pertenezco al público cautivo.

Desde mi punto de vista

Para mí, más que una historia de desamor y desencantos, o un capítulo de la Rosa de Guadalupe, Roma es la representación de lo que significan las empleadas domésticas para muchas familias mexicanas y un homenaje a su labor y dedicación. Pude ver en la película, a dos mujeres de distintos estratos socio económicos, pertenecientes a mundos totalmente paralelos, compartiendo una cosa en común: un corazón roto. Al final, esa idea me conmovió, después de todo, de un mal de amores nadie se salva. 

No pude evitar recordar la casa de mi tía, dónde creció mi papá junto a sus hermanos, el estrecho patio y los viejos coches que ahí guardaban, eran como los de la película.

Cleo dándose de tumbos contra la pared después de haber creído que encontró el amor, y Sofía sobreviviendo a una inminente separación con su pareja, son los principales acontecimientos de esta película basada en los recuerdos de infancia del director y que dedico a la empleada doméstica que se dedico a su crianza.

Si no la han visto, véanla, formen su propia opinión y me cuentan. 

18 ene. 2019

Como agua para Chocolate

Hacía tiempo que no me deboraba un libro tan plácidamente como lo hice con éste. Masomenos tres días me bastaron para leer de principio a fin esta historia de amor escrita por Laura Esquivel. Debo decirlo, soy fan de las novelas cursis que tratan de algún romance imposible, por ello no es extraño que entre mis libros favoritos estén "Toda una vida" de Martha Cerda, o "Las travesuras de la niña mala" de Mario Vargas Llosa.

Eso sí, en las madrugadas mientras estaba atenta, odiando a Mamá Elena, y padeciendo las desventuras de Tita, me comenzaba a sonar la tripa, me daba hambre al imaginar los olores de todas las recetas que acompañan esta historia de amor.

He pensado que sería bueno reseñar cada libro que leo, o al menos dejar plasmado mi punto de vista, pues luego resulta que al pasar de los años, se va olvidando de qué trata cada libro, sobre todo si este no logra posicionarse en uno de nuestros favoritos, es fácil perder de vista algunos detalles. 

Sino lo han leído les diré de que va el libro.

Tita es la menor de tres hermanas. Por esta razón tiene negado el amor, pues según su madre, es el deber de la menor cuidar de ella hasta el día de su muerte, y para poder cumplir con dicha obligación, tiene prohibido casarse y tener hijos. La noticia le ha llegado a Tita demasiado tarde, pues se ha enamorado y además, junto a su novio, tenían planes ya de casarse. El día en que van a pedir la mano de Tita, la madre la niega pero a cambio ofrece la mano de la mayor de sus hijas. Para sorpresa de Tita, su novio ha aceptado la mano de su hermana, y desde ese día comenzará un tortuoso y largo sufrimiento para ella, al tener que ayudar en los preparativos de dicha boda y presenciar ese momento. Tita jamás dejo de amar a su novio, y sufrió bastante por este amor prohibido. Después de pasados los años, ella se vuelve a reunir con su gran amor, sin importarle lo que la gente dirá y sin importarle tampoco lo que su hermana pudiera sentir, después de todo a su hermana tampoco le habían importado mucho sus sentimientos. 

Esto es a grandes rasgos, lo que pasa en esta novela. Claro que hubieron muchos otros acontecimientos que me tuvieron presa de la historia día y noche.

Me clave tanto en la historia, que si Tita existiera, le hubiera ido a decir que no perdonara jamás a Pedro, su novio, quién desde mi punto de vista fue débil y cobarde y busco siempre las salidas fáciles sin importar lo mucho que podía lastimar a Tita. Pero así son las historias de amor y dicen que en esto del amor no se manda. Tita jamás pudo amar a otro hombre pese a que tuvo otra oportunidad para rehacer su vida y empezar de nuevo.

La historia me pareció más buena que un capítulo de La rosa de Guadalupe y más intensa que cualquier novela de Televisa. Ahora estoy leyendo el libro "El diario de Tita" que es una continuación de esta historia. Ya les platicaré qué me ha parecido.

¿Ustedes han leído esta historia? ¿Vieron la película?

Si quieren comprarlo, pueden hacerlo mediante amazon, aquí les dejo el enlace:

Libro: Como agua para chocolate
Autor: Laura Esquivel
Editada por Wendolin Vera. Con la tecnología de Blogger.