Mostrando entradas con la etiqueta alimentación complementaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta alimentación complementaria. Mostrar todas las entradas

20 mar. 2019

Señales de que tu hijo está listo para iniciar la alimentación complementaria (ablactación)

Además de haber cumplido seis meses de edad, un bebé debe cumplir con ciertas características en su desarrollo, que indican que ya esta listo para integrarse poco a poco a la dieta familiar. Es de suma importancia consultar con el pediatra y estar bien asesorados para elegir el momento idóneo. 

Seguro alguna vez te has preguntado cuándo es el momento adecuado para integrar al bebé a la dieta familiar. Los expertos recomiendan que esto debe suceder una vez que el bebé ha cumplido seis meses. Sin embargo, cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y hay bebés que aunque hayan cumplido esta edad, aún no están listos para iniciar la alimentación complementaria. En estos casos será mejor tener paciencia y esperar un poco más.

Algunas características que indican que tu #bebé está listo para poder ingerir otros alimentos a parte de la leche materna son:

Mantiene la cabeza erguida.

Se sostiene sentado por sí solo, puede sentarse sin ayuda y cuando lo sientas en su silla periquera, se mantiene en equilibrio.  

Ha perdido el reflejo de extrusión, es decir, ha dejado de empujar con su lengua los alimentos que llegan a su boquita.

Muestra interés por la comida, quiere llevarse los alimentos a la boca y parece antojado cuando observa comer a los demás.

Isabel fue una bebé prematura, y cuando llegó a los seies meses, todavía no había cumplido con muchas de estas características. El pediatra indico iniciar la alimentación complementaria sin embargo, no fue sencillo, Isa sacaba las papillas con su lengua (reflejo de extrusión) y además le causaban asco los alimentos. Hubo que tener paciencia y esperar a que ella poco a poco, fuera mostrando apetito e interés por otras cosas que no fueran leche materna. 

Si has notado que tu bebé ya cumple con todas estás características, coméntalo con tu pediatra, si aún no cumple con ellas, no pasa nada, es solo cuestión de tiempo. Si te ha servido esta entrada, no dudes en compartirla con otras mamás y comentarnos, nos gusta leerte. 

13 mar. 2019

Alimentos que jamás debes darle a tu bebé

Es importante iniciar recordando que un bebé no debe probar alimento alguno antes de los seis meses, ¡ninguno! Hasta los seis meses, el bebé debe recibir lactancia materna exclusiva.


Una vez cumplidos los seis meses, deberás consultar con el pediatra si ya es posible iniciar la alimentación complementaria, pues además de tener seis meses de edad, el bebé deberá cumplir con otras características que indiquen que ya esta listo para comenzar a integrarse a la dieta familiar.

Sabemos que justo al iniciar esa etapa, surgen muchas dudas sobre qué alimentos pueden consumir los bebés. Es importante cuidar la alimentación del pequeño y saber que existen ciertos alimentos que, aunque para un adulto pueden ser inofensivos, para un bebé pueden ser tóxicos, causarle alergias o simplemente no ser recomendables.

A continuación te proporciono una lista de aquellos alimentos que no debes dar al menos durante su primer año de vida a tu pequeño.

Sal. El hígado del pequeño no esta aún maduro, por lo que se aconseja no poner sal en los alimentos del bebé, esto también le va a permitir acostumbrarse al sabor real de la comida. 
Miel. Aunque la miel es un producto natural que aporta múltiples beneficios, en los pequeños es la causante del botulismo, envenenamiento que puede llegar a ser mortal.
Leche de vaca. Introducirla antes del año de edad puede causar diversos problemas como alergias (alergia a la proteína de leche de vaca APLV) e intolerancia a la lactosa. 
Frutos secos. Los especialistas recomiendan no darlos hasta después de los tres años de edad, y en pequeños pedazos, pues pueden provocar atragantamiento. 
Algunos pescados y mariscos. Algunos pescados poseen un elevado contenido de mercurio, como el atún rojo, por ello se recomienda no darle al niño hasta que tenga tres años de edad. Los mariscos son principales causantes de alergias, por lo que será mejor postergar su consumo hasta los tres años de edad.
Huevo y frutos rojos. Una de las indicaciones que recibí del pediatra mientras Constanza fue bebé, fue no darle huevo, ni fresa ni frutos rojos hasta después del año y medio, para evitar futuras alergias. Funcionó, once años después Constanza no padece alergias a ningún alimento.
Espero que esta liste te ayude para saber que alimentos es mejor evitar. Es importante consultar cualquier duda con tu pediatra y si es posible, pídele que te ayude a elegir un menú semanal de alimentación para tu pequeño.

14 dic. 2017

Mis frutas predilectas para iniciar la ablactación


Han pasado ya seis meses y el pediatra por fin te da la indicación de que tú bebé ya está listo para iniciar la alimentación complementaria, es decir, ya podrá probar algo más que la leche de mamá. Y te emociones !yupi! El bebé se hace grande, pero momento, no tan a prisa... hay muchos alimentos para los que no está apto y entonces empieza la labor diaria de pensar en el alimento del bebé, las papillas diarias y la comida especial se vuelve un trabajo extra.



No, no queremos dar papillas procesadas, porque queremos lo más sano y lo más natural. Pero ¿sabías que la mayoría de los alimentos pierden muchos de sus nutrientes en la cocción? Lo idóneo recomiendan los expertos, es dar los alimentos lo más crudo posibles. Pero si el bebé no tiene dientes ¿cómo le hago? Las verduras son muy duras y de momento hay que cocerlas bastante. Por eso hay quienes optan por el baby led weaning, un novedoso método de alimentación para el bebé del que ya les hablaré más adelante, pero hay quienes no estamos tan convencidas de usarlo.



Es entonces cuando aparecen mis frutas preferidas para alimentar al bebé, sin cocción, sin trozarlas, sin nada más que una cucharita y ya...

Los expertos recomiendan iniciar con las verduras para acostumbrar al bebé a estos sabores y que no se acostumbren a lo dulce. Pero ya probadas las verduras, estás dos frutas son mis predilectas para comenzar:

El plátano y la pera


Ambas frutas son demasiado suaves, lo que hace que el bebé las acepte con facilidad, y por su misma suavidad no necesita de ninguna cocción (como en el caso de la manzana) por lo que el bebé recibe todos sus nutrientes.


Ambas frutas están permitidas desde el momento de iniciar la alimentación del bebé a diferencia de los citricos que se recomienda darlos hasta después del año.



Solo asegúrate de llevar una cucharita siempre contigo y estás frutas están siempre listas para que el bebé las coma; en el caso del plátano ni cuchillo necesitas, sólo pelas y a raspar con la cuchara, una papilla natural, casera y nutritiva al instante. En realidad me parece gracioso ver las papillas de plátano o pera en el súper ¡nunca he comprado una papilla de plátano! 

Y ni hablar del aporte nutrimental que ofrecen:

  • El plátano tiene altas cantidades de potasio 
  • Tiene fibra y vitamina C
  • La pera tiene un alto contenido de agua
  • y también contiene vitamina C entre otros nutrientes



Estás son las razones por las que estás dos frutas son mis aliadas y son las favoritas de mi bebé. En otro post ya te contare cuales son mis verduras favoritas. Mientras tanto cuéntame qué fruta era la preferida de tu bebé y la tuya.

17 may. 2017

Iniciando la alimentación complementaria: esta fue mi experiencia con los alimentos naturales y los envasados.


Llegamos a los seis meses con un peso de 5,600 kilitos, y aunque dudamos que el pediatra nos daría luz verde para iniciar la alimentación complementaria, sí sucedió. No podría describir la cara de felicidad que vi reflejada en Edgar, aunque con Isabel hemos aprendido a ir paso a pasito, cada qué hay un avance nos emocionamos enormemente.

Para comenzar el pediatra nos recomendó algunas verduras como la zanahoria y el chayote y algunas frutas como el plátano, la manzana y la pera. 

Lo primero que le dimos a probar a Isabel fue el plátano y ¡le encantó! Tanto que gruñía cuando ya no le dábamos más. Lo siguiente fue la manzana y también la aceptó muy bien.

Después iniciamos con la zanahoria (aunque lo recomendable es iniciar con las verduras pues si se inicia con los sabores dulces se corre el riesgo que rechacen las verduras). Para darle la zanahoria la puse a cocer con un poco de agua, pero no tuvimos mucho éxito pues la zanahoria no quedo con una textura muy suave y la bebé la regresaba con su lengua. Después le di chayote que igual cocí en agua y después lo licué para hacerlo papilla. También lo aceptó bien.

Después me aventuré a comprar unas papillas etapa 1. Ya sé, ya sé qué hay mamitas que descalifican estos productos envasados y prefieren dar los 100% natural, pero a mí de vez en cuando sí me gusta apoyarme de estos alimentos, pues a veces andamos a las prisas o tenemos que salir y entonces estos frascos te ayudan a salvar el día. Por otro lado la textura extra suave que tienen ayudan al bebé a digerir fácilmente. Yo me emocioné comprando unas probaditas y unos jugos de primera etapa y le cayeron muy bien a la bebé.



Esta semana nos aventuramos a mezclar verduras: hoy por ejemplo le hice su primer papilla de papa, zanahoria y espinaca, éxito total.



Nuestra experiencia: a Isabel le encantan por igual los alimentos envasados o lo que mamá le prepara manual, en realidad a ella le encanta comer y comer, se come bien las verduras y muy bien las frutas. Un dato curioso: no ha disminuído la cantidad de leche que ingiere, sigue con sus ocho tomas al día. Y finalizando, me gusta prepararle sus comidas, disfruto licuarlas e ir a seleccionar las verduras y las frutas que le voy a dar pero también me encanta apoyarme de los alimentos envasados, no todos los días hay ánimos de preparar comida o a veces el tiempo nos gana y confío en las papillas que venden en el súper, me las dieron a mi, se los di a Constanza y hoy repito con Isabel.
Editada por Wendolin Vera. Con la tecnología de Blogger.