22 mar. 2019

Control de esfínteres ¿Cuándo es tiempo?

Hace ya varios meses, compre un pequeño bañito, ilusa yo pensé que tal vez Isa se interesaría en usarlo. Notaba que quería acompañarnos cuando íbamos al baño y se mostraba muy interesada, sin embargo el proceso de control de esfínteres es mucho más complejo, y además Isa no quería sentarse en el inodoro, parecía asustada. 

La verdad es el que el bañito se quedo arrumbado, no tenía interés en presionar a Isa ni iniciar un proceso, que hasta el cansancio se ha dicho, llega por sí solo. Recuerdo que con mi hija mayor, el momento llegó sólo, sin presiones, nalgadas, castigos o regaños. El día menos pensado, Coni decidió avisar que necesitaba hacer pipi o popo, y de esa manera tan natural quiero que ocurra con Isabel.

Y aunque me gusta que use pañal, porque es lo poco que me queda de mi bebé, presiento que el momento no esta tan lejos de llegar. Leyendo mucho encontré un artículo que hablaba de las señales que el bebé mandaba, una vez que el proceso de control de esfínteres ha iniciado:

Le molesta traer pañales

Avisa cuando se ha hecho del baño

Se quiere quitar el pañal

Ya es capaz de seguir instrucciones simples

Después de una siesta, despierta seco

Se mantiene seco por periodos largos

Puede subirse y bajarse los pantalones por sí mismo
La verdad es que Isa ha mandado casi todas las señales; se niega a que le ponga el pañal con esta frase -no me pongas el pañal, dice - me cambias el pañal mami, una vez que se ha hecho del baño,  ya le puedo pedir que vaya por papel, que ponga algún juguete en la mesa, que me pase un lápiz, etc, los cambios de pañales son cada vez más espaciados pues se mantiene seca por más tiempo. Aveces nos dice que desea ir al baño, sin embargo llegando se muestra renuente a sentarse en el inodoro. Sin embargo, creo que ya estamos muy cerca de este momento.

Creo que todos los padres deberíamos informarnos, leer sobre este tema y respetar los procesos de los niños.Todavía se estila mucho el "enseñar" al niño a ir al baño con regaños y presiones, muchas veces las madres se sienten presionadas porque quieren escolarizar al niño y necesitan que deje el pañal para poder hacerlo, entonces ejercen la presión que sienten en los niños. Sería importante recordar que no hay plazos que no se cumplan y armarnos de paciencia, dando al niño el tiempo necesario para que de forma natural aprenda a controlar sus enfínteres.

Yo ya lo viví una vez de manera natural y puedo decir que nos ahorramos episodios desagradables, y estoy dispuesta a que nuevamente ocurra igual. Ya les avisaré cuando Isa haya decidido dejar el pañal, lo anunciaré seguramente con gran orgullo y al mismo tiempo con nostalgia, pues mi bebé definitivamente habrá dado paso a una hermosa niñita mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Editada por Wendolin Vera. Con la tecnología de Blogger.