11 jul. 2014

Cumpleaños 7 Primera parte

Y de nuevo andamos por acá, porque aunque escriba muy esporádicamente, me rehúso a dejar el blog para siempre, pues siempre hay anécdotas, tantas cosas en el aire pendientes por contar, porque estas son memorias que algún día disfrutaré leer junto a Constanza.

Han sido tiempos muy apurados, estoy en el penúltimo cuatrimestre de la carrera, a un suspiro de concluir mi paso por las aulas, y por lo mismo estoy llena de tareas, apenas puedo respirar entre mi escuela, la de Coni y el trabajo y entre otras tantas actividades. La última vez me quede con un post pendiente, espero irme recuperando poco a poco y publicar los pendientes.

Por lo pronto les diré que han pasado muchas cosas en estos meses, buenas y malas experiencias, como siempre claro-oscuros, pero las buenas cosas han sido sensacionales. 

Ha sido el cumpleaños número 7 de Constanza. Ya tan pronto han pasado siete años de esa maravillosa experiencia de haberla tenido entre mis brazos por primera vez, de sentir su cuerpo chiquito, de saborear su dulce aroma y pegarla a mi piel, siete años maravillosos que han pasado sumamente rápido. 

Y para festejarlo planeamos irnos a la playa, a Cancún que no conocíamos. Así el día 25 de Junio viajamos y por primera vez en avión. Las playas más hermosas que hasta ahora he visto, con agua cristalina, color turquesa que después se funde con otro azul más fuerte y la arena pálida, muy fina y suave. La carita de Constanza, esa sonrisa que deja ver su ventanita porque le falta un diente y su rostro asombrado cuando subimos al avión, o al llegar al hotel, valen oro para Edgar y para mi.



Llegamos al rededor de las 10 de la mañana. Todo el día no la pasamos en la alberca y en la playa. Yo estaba agotada pues una noche antes  casi no había dormido por hacer tarea y prepararle un vídeo a Coni, además hubo que levantarse a las 4:30 am para llegar al aeropuerto a las 6. Ya era noche, yo quería dormir, pero Edgar y Coni insistían con ir a caminar a la playa. Ante la insistencia acepté. Caminábamos a las orillas de la playa cuando Edgar se hincó y saco de su bolso una cajita, la abrió, un anillo se dejo ver y me pidió matrimonio. No lo podía creer, pensé que estaba jugando. Unas lagrimas recorrieron mis mejilla y lo abrace fuertemente. Otra cajita rosa saco y se la entregó a Coni preguntándole: ¿Quieres ser mi hija? Coni lo abrazo y le dijo que sí. Evidentemente yo le dije que sí, que sí quería casarme con él. Fue un momento mágico que siempre atesoraré en mi corazón; aquella noche, el sonido de las olas que golpeaban con fuerza la orilla de la playa, el viento acariciándonos el rostro y mis dos grandes amores haciendo palpitar mi corazón.




La noticia causo sensación en facebook, después de tantos años de noviazgo, muchos se pusieron felices ante la noticia de que me he comprometido con Edgar, y aunque no hay fecha aún ya hay boda en puerta.

El día 26 despertamos muy felices. Le cantamos las mañanitas a nuestra princesa, que por cierto, despertó con una sonrisa. Nos preparamos para ir a desayunar y  después nos arreglaos para ir a conocer las ruinas de Tulum. Es un lugar asombroso, donde se mezcla mar y vestigios de una antigua ciudad, pero no disfrutamos mucho el viaje ya que Coni no aprecia todavía este tipo de lugares y ella sólo estaba ansiosa por volver al hotel y meterse a la alberca. No quería caminar, tenía mucho calor y menos quería meterse al mar, ella sólo quería la piscina así que más tardamos en llegar que en lo que ya estábamos de vuelta al hotel.






Por la noche fuimos a dar un paseo a un plaza cercana llamada "La isla" en busca de un regalo para la cumpleañera. Aquella plaza nos dejo encantados. Nos perdimos en las tiendas viendo los souvenirs y todas  las cosas bellas que venden. Constanza encontró un rompecabezas muy original y lo eligió de regalo.

Cuando regresábamos a nuestro hotel, Constanza encontró una fuente. Paso un largo rato corriendo entre gotas de agua y así finalizo un hermoso día.




La segunda parte la reservo para otro post. Por ahora me despido... las echo de menos!

3 comentarios:

  1. Muchas, muchas felicidades! Que alegria que tu nena este cada vez mas grande ( y que tristeza nos da de que ya no son unas bebes jeje) Dios la bendiga mucho y la cuide! Un abrazo enorme tu princesa, me alegro mucho por ti! y que rico el viaje! Hermoso

    ResponderEliminar
  2. Las fotos una preciosidad me encanta, pero que mayor veo ya a Coniiiiiiiiiiiiii, y tran guapa como siempre. Me alegra estés de nuevo por acá. Bss

    ResponderEliminar
  3. Espero que hays tenido un lindo día te mando un beso

    ResponderEliminar

Editada por Wendolin Vera. Con la tecnología de Blogger.